03/04/18 — POR

Junya Ishigami

ARQUITECTURA QUE LEVITA

Junya Ishigami (1974) es una figura importante en la escena arquitectónica japonesa contemporánea. Merecedor de un León de Oro en la Bienal de Arquitectura de Venecia 2010, luego de haber desplegado una instalación singular de invernaderos en todo el pabellón japonés para cambiar sutilmente sus alrededores, ahora esta muestra en la Fundación Cartier de Arte Contemporáneo de París es la primera gran exposición dedicada al artista japonés, y permite al visitante descubrir algunos de sus proyectos más emblemáticos realizados en Asia y Europa. Se trata de un recorrido por sus maquetas a gran escala junto a una serie de videos explicativos de su propuesta y bocetos originales. Esta es también una oportunidad para descubrir las diversas etapas que conducen a la realización de sus diseños en los que promueve un nuevo sentido de espacialidad y riqueza medioambiental. Reconocido por sus instalaciones experimentales relacionadas con el diseño de muebles, el arte y la arquitectura, “el hecho de que se sumerja profundamente en la física y la termodinámica para comprender cómo las nubes desafían a la gravedad es suficiente para demostrar que es un arquitecto excepcional. Aspira a realizar una arquitectura que levite, que parezca infinita, luminosa, transparente, disuelta y que no tenga ninguna sustancia pesada”, dice la crítica.

 

Compartir

En redes sociales

  • “Hay dos tipos de música: buena y mala. Me gustan ambas”, Duke Ellington (1899-1974).
  • “El grado de certeza con que nuestros mapas mentales describen el territorio no altera su existencia”, S. Covey (1932 - 2012), profesor estadounidense.