03/04/18 — POR

Matthew Ronay

JUEGO ASOCIATIVO

Matthew Ronay (1976) exhibe sus coloridas esculturas en la Galería Perrotin de París. Meticulosas, hechas con una precisión rigurosa y sin cortes de sierra ni surcos, sus extravagantes piezas en madera han sido diseñadas esta vez en formatos más grandes, los cuales interactúan con los dibujos trazados por el propio artista estadounidense. Los mismos donde el cuerpo humano juega un rol importante y en los que aparecen nuevas variaciones en términos de grosor de línea, textura y detalles. Ronay pasa del dibujo al objeto, de una habitación sucia a una limpia, de representar un par de zapatos a otro par idéntico. A mano, en madera, arcilla o tela; y a escalas muy variadas, sus obras están pensadas para colgarse en la pared formando parte de instalaciones inmersivas. Sus figuras de órganos sexuales o de objetos cotidianos (desde spaghettis a tampones) son elaboradas con MDF pulido y pueden llegar a ser “repugnantes”, según algunos críticos. La representación sobre los excesos en el consumo de alimentos y en los de la pornografía suele ser una asociación recurrente en este artista, logrando interesantes juegos mentales asociativos.

GALERÍA PERROTIN París

Hasta el 26 de mayo

www.perrotin.com

Compartir

En redes sociales

  • "Para comer bien en Inglaterra es recomendable desayunar tres veces", Francois Rabelais (1494 - 1553), humanista francés.
  • “La felicidad anida más en la nobleza de un bosque que en el lujo sin verde”, Carlos Thays (1849 - 1934), paisajista argentino.