AVENTURA, A SECAS

11/09/17 — POR

El dibujante Félix Vega lanza la edición integral de «Juan Buscamares». La saga que inició en los 90 y que lo puso en el mapa del cómic europeo con su historia de una Tierra sin agua inspirada en las dunas de Pichilemu y en los ecos de Pink Floyd.

Por Rafael Valle M.

86_Comic_JuanBuscamares

 

Félix Vega (46) y su personaje Juan Buscamares tienen al menos un par de cosas en común. La primera: “Siendo niños, con mis hermanos nos perdimos en las dunas de una playa, cerca de Pichilemu. Se me ocurrió que para orientarnos debíamos primero encontrar el mar. Mi hermano dijo: ‘Somos unos buscamares…’. Y ahí nació el nombre”.

La segunda es que con la partida de la aventura del personaje, en 1996, partió también la de Vega como cotizado dibujante en el extranjero. Ese primer capítulo publicado en Chile, en blanco y negro, que mostraba las andanzas del protagonista en una Tierra post-apocalíptica y desértica, se vendió más tarde a países como Italia, Francia y España, lo que hizo que la saga se concretara como tal. Con los cuatro episodios que su ilustrador y guionista ya tenía en la cabeza, y que ahora aterrizan en el mercado local en un solo libro compilatorio, con sello Planeta Cómic.

“En Europa gustó el dibujo y las temáticas que abordaba. Pero pidieron que fuese en color. Siempre tuve claro que sería una tetralogía: El Agua, El Aire, La Tierra y El Fuego. Eso también les interesó. Era una aventura con mucha acción, pero a la vez un relato reflexivo”, recuerda Félix, que lleva lo de artista gráfico en la sangre. Su padre fue Óscar Vega, Oskar, quien creó a Mampato junto al editor/ guionista Eduardo Armstrong.

–¿Cuál es la principal influencia de tu papá en tu trabajo?

“Mi padre fue mi maestro y mi amigo (…) Además de un gran acuarelista reconocido internacionalmente, él también fue ilustrador e historietista (…) Realizó las primeras animaciones para la TV chilena. Hizo publicidad, diseño, y escribió algunos cuentos infantiles. Su capacidad de incursionar exitosamente en diversas disciplinas lo diferenció de sus pares. Tuve la suerte de trabajar junto a él muchos años y de verlo interactuar con sus grandes colegas, de los que también aprendí mucho. Además, mi padre también le aplicó color con acuarela a varias páginas de Buscamares”.

«Juan Buscamares» abrió las puertas y su autor terminó varios años en Barcelona colaborando con el legendario guionista español Enrique Sánchez Abulí, haciendo historietas para «Playboy» y «Heavy Metal», y publicando creaciones propias como «Vinland», esa “mezcla de mitología vikinga y chamanismo precolombino”, de la que prepara una segunda parte.

Félix, sin embargo, se ha ido acercando a Chile en varios frentes. Hoy vive en ese inspirador Pichilemu y sus dibujos lucen en portadas de libros locales como «Mocha Dick» (2016) y «Cochrane vs. Cthulhu» (2017). La edición integral de «Juan Buscamares» es otro regreso y también recuerda otras influencias que se cuelan en esta epopeya donde conviven el futuro al estilo «Mad Max», las lecturas religiosas, los paisajes oníricos. “Cuando niño mis padres me llevaron al Museo Nacional de Historia Natural de la Quinta Normal. Quedé maravillado con el esqueleto de la ballena e impactado con el niño del Cerro El plomo. Esas imágenes, que quedaron en mi memoria, más la posibilidad de un desastre ecológico global, fueron el germen”, cuenta el ilustrador.

–¿Qué otras inspiraciones reconoces?

“Mis grandes influencias en el cómic fueron Moebius, Oesterheld, Breccia y Pratt. En el cine, David Lynch y Miyazaki. Y en la música, Pink Floyd. Leo pocos cómics. El cine y la música me influencian mucho más (…). Por ejemplo, el tema «Echoes», de Pink Floyd, me hizo imaginar algunas secuencias de la historia de Buscamares”.

El libro, editado por Planeta Cómic, trae 220 páginas y novedades. “Además de los cuatro tomos redigitalizados, corregidos y ampliados, incluye un prólogo y un epílogo dibujados. Muchas páginas nuevas. Junto a varias páginas con extras. Bocetos e ilustraciones. Es la edición de «Juan Buscamares» que siempre quise”, dice Félix Vega.

Comentarios

  • "Los hombres no cambian, se desenmascaran", Germaine de Staël (1766- 1817), escritora francesa.
  • "Para comer bien en Inglaterra es recomendable desayunar tres veces", Francois Rabelais (1494 - 1553), humanista francés.