,

CAMILO SALINAS

29/01/18 — POR

LO BUENO DE ESTAR SOLO

Por Antonio Voland.

90_carasycaratulas_2

 

A su propio ritmo y a su justa medida, el pianista y compositor Camilo Salinas se desmarca esta vez de las multitudes musicales a las que estuvo acostumbrado por dos décadas, siendo colaborador de bandas como Los Tres o integrante de Pettinellis, Ángel Parra Trío y Los Bipolares. Incluso se desmarca de su militancia en Inti-Illimani Histórico. Permeado por la música popular italiana y los compositores para piano que escuchó y estudió durante su vida en el exilio en Italia, Salinas obtiene insumos diversos para la facturación de una obra propia que había permanecido en silencio desde la época en que tocaba con Mauricio Redolés. Nada define mejor el perfil de un músico, sobre todo de un pianista, que el momento en que se relaciona con su instrumento a solas. En la sala donde descansa el piano surgirán ideas cada noche, y este catálogo de canciones sin letra viene a refrendar la premisa. Aunque «Solo piano» contiene material escrito para cine y teatro, muchas piezas parecen la banda sonora de escenas imaginarias. En especial las historias que se sugieren en «Completamente vestido de blanco», «Danza digna», «Novecento» o «La luz al agua». Es todo un conjunto de melodías exquisitamente armonizadas que evocan al music hall, al cabaret y al salón, con Salinas aquí sorprendentemente ocupando los espacios que le corresponderían a un maestro del piano como Valentín Trujillo.

Comentarios

  • “Somos víctimas de nuestras creencias, pero podemos cambiarlas”, Dr. Bruce Lipton (1944), biólogo celular estadounidense.
  • "¿Somos humanos porque miramos las estrellas, o miramos las estrellas porque somos humanos?", Neil Gaiman (1960), autor inglés de historietas.