EXORCIZA TU EMPRENDIMIENTO ¡SIGUE DESECHANDO!

26/11/17 — POR

Carita Feliz para quien se atreva a vivir con 100 cosas al ritmo del verbo “Kondear”.

Por Pilar Entrala V.

88_zonanaranja

Ilustración: Alfredo Cáceres

 

“Reducir tus pertenencias hasta quedarte sólo con las cosas esenciales trae como consecuencia beneficios para tu negocio”, twittean Mati, Lu y Santi, co fundadores de Superhábitos, una comunidad de más de 17.000 emprendedores de Iberoamérica.

Buen gancho para compartir “Me Gusta” y romper el mito de que el desorden va asociado a la Creatividad. Luz roja para que pares, mires y escuches sobre los beneficios del método que da la vuelta al ciberespacio y que apunta a almacenar todo bajo un solo criterio: Quedarte con aquello que te hace Feliz.

La falta de organización en la casa, lugar de trabajo e incluso en tu mente sería un tremendo estorbo a la hora de embarcarte en nuevos desafíos. Valga aquí entonces recordar al Turista estadounidense que al visitar al Sabio en El Cairo se sorprendió al ver que éste vivía en un cuartito muy simple y lleno de libros:

–¿Dónde están sus muebles?, preguntó el Turista. –¿Y dónde están los suyos?, respondió rápidamente el sabio. –¿Los míos? ¡Pero si yo estoy aquí solamente de paso! –Yo también…, dijo el Sabio.

Acumular bienes puede ser infinito en esta finita Tierra, que a todas luces parece sobrevivir al límite. Aligerar la carga y simplificarte la vida es el consejo que pasó por un zapatito roto para que mañana te cuenten otro, y que hoy es clave de sobrevivencia en una sociedad híper conectada, en la cual reducir y tener sólo lo necesario es un bien escaso, y valor agregado para saber emprender.

EL VÉRTIGO DEL YING Y EL YANG

Érase una vez una joven a la que la revista «Time» clasificó entre las 100 personas más influyentes del mundo, siendo ella la única japonesa de la lista además del famoso escritor Haruki Murakami (1949).

Autora de tres superventas, «La magia del orden. Herramientas para ordenar tu casa ¡y tu vida!», «La Felicidad después del orden» y su reciente «Spark Joy» , éstos han sido traducidos a más de treinta idiomas. Como el ying y el yang, con cientos de detractores en su contra, bastó que las declaraciones de la iluminada escritora y consultora Marie Kondo (1985) produjeran vértigo en las redes sociales para que sus seguidores empezaran a conjugar el verbo Kondear (@mariekondo), como un manifiesto Bauhaus, donde el archiconocido “menos es más” es hoy ventana hacia el futuro.

Ahora “kondear” la lleva en el mercado y es una mentalidad que se aplica a los negocios. “Si algo es útil, lo conservas. En caso contrario, es mejor eliminarlo. Aplicar esto no significa quedarse pequeño por el bien de ser pequeño. Significa permanecer pequeño cuando tiene sentido y sólo crecer en áreas donde el crecimiento proporciona valor añadido a tu negocio. Aún así, aplicar las ideas del Minimalismo te proporcionará más libertad que beneficios económicos”, advirtió en agosto pasado la revista «Forbes», sumándose a las numerosas alusiones que esta publicación lleva haciendo en los últimos dos años respecto a la importancia de aplicar el Método KonMari para mejorar en el trabajo, en el entorno familiar y en calidad de vida.

UNA VERDADERA ESTUPIDEZ 

Al filo de los contrastes, «El desafío de las 100 cosas» del conferencista internacional y emprendedor Dave Michael Bruno, también rompe el molde y desdice el estudio de la Universidad de Minnesota respecto a que “el desorden activa la mente y ayuda al desarrollo de la Creatividad”.

Mientras en multitud de foros por Twitter en español, como Fog y Kurioso, se le critica o alaba, en sus Charlas Ted (davidmichaelbruno.com), predica: “Simplicidad es sinónimo de Acción”. Aceptando protagonizar su propio RealityShow, el experto eligió el rol de conejillo de indias, desafiando el reto de vivir con 100 cosas durante un año junto a su familia. Reveladora inspiración para quienes apuestan a que en este siglo cada dos años habrá una innovación disruptiva y propician la Industria del Emprendimiento como “un ecosistema estratégico que debe obligadamente aprender a organizarse”, sus detractores consideran esta provocación “¡una verdadera estupidez!”. Dado que, según el dramaturgo irlandés Oscar Wilde (1854-1900), “hay solamente una cosa en el mundo peor que hablen de ti, y es que no hablen de ti”, “Deja que los perros ladren…”, parece replicar entonces, por los siglos de los siglos, Dave Bruno.

MORALEJA

Sin siquiera conocerse, tanto la joven autora japonesa como el speaker estadounidense coinciden apuntando los dardos hacia el sentido común de las Nuevas Tendencias Creativas, diciéndole adiós al desorden y al consumismo como vías de escape seguras para ganarle tiempo al Tiempo y a la Productividad. Si el listado de las “100 cosas que debes hacer antes de morir” marcó alguna vez tu rutina, ahora se trata de descubrir “las 100 cosas con las que antes de morir, debes aprender a vivir”. Y como, al final del día, la reina y el peón siempre vuelven a la misma caja, la invitación es promover un movimiento cuyo espíritu dice relación con indignarse para cambiarle el paradigma al “Pienso, luego existo”, del filósofo y matemático francés René Descartes (1596-1650), por una premisa un tanto más simplista: “Desecho, luego existo”. ¿Qué tal?

 

24098924_10214544828162233_1145166392_n

 

EJERCICIO LIBERADOR
En una sociedad donde bajo la Ilusión del Más, las mujeres usan 12 productos de belleza (¡qué miedo!) y los hombres usan 6 (“todos prefieren más que menos”), el Método KonMari (mezcla rara de filosofía oriental con feng shui y consultoría motivacional), propone “eliminar todo lo que no te entregue alegría y quedarte sólo con lo que amas”. Premisa que también sirve para ser aplicada en el ámbito del Emprendimiento: “Reducir es ejercicio liberador que permite tener más tiempo y energías para lo más importante: crear un negocio sólido y ser independiente”. La industria de la Música se basa justamente en este concepto para difundir, por ejemplo, el hashtag #sparkjoymusic, en una plataforma ideada para simplificar los procesos de producción de eventos, promoción y gestión de artistas con el fin de que los músicos puedan concentrarse en lo que saben hacer: Música. “Aplica el arte de la organización y la simplificación al negocio de la planificación de eventos y promoción”, se lee en el enfoque de marketing de esta web 2017 de jóvenes emprendedores (www.sparkjoymusic.com).

#konmari
Atrévete. Parte por confesar que jamás te das el tiempo de ordenar los cientos de papeles, cuentas incluidas, que llegan a diario a tus manos (certificados de garantía, cajas de electrodomésticos, su “muestra gratis” para la cartera y posibles viajes, televisores y radios descompuestas). Marie Kondo recomienda estos trucos para la categoría de papeles y documentos que de seguro tienen tu vida “patas arriba”.

1. Tire a la basura tantos papeles como sea posible.

2. Ordene documentos en tres categorías: los actualmente en uso, los necesarios para tiempo limitado, los “Para Siempre”.

3. Los documentos no incluyen los sentimentales, como cartas, recortes de periódicos con significado, personales o fotos (Prepara una caja para ir guardando lo sentimental para cuando llegues a esa categoría).

4. Mantener en carpeta de plástico transparente aquellos papeles que utilizas con frecuencia para que sea más fácil verlos.

5. Mantener todos los documentos en un solo lugar.

6. No permitir que sean repartidos a tontas y a locas por todo el lugar de trabajo.

7. Vaciar la caja de “revisar” semanalmente.

8. Comprometerse a desechar o regalar al menos 1 cosa al día.

REBELDES CON CAUSA
“Comenzar aplicando el enfoque minimalista al emprender es sinónimo de comenzar enfocándote en lo más importante: los No materiales (una idea revolucionaria, “el momento ideal”, un contexto económico favorable, conocimientos y experiencia); y saber que puedes prescindir de muchas cosas materiales (un gran capital inicial, una oficina, un traje, un stock de productos enorme), para crear un negocio que te apasione y que aporte valor a tu Comunidad”, dicen desde Salta los jóvenes argentinos Mati, Lu y Santi, quienes acaban de sumarse a esta aventura de nunca jamás con un listado seleccionado por categorías estilo KonMari (Objetos Personales, Recuerdos, Elementos de Electrónica y Trabajo, Ropa, Hobbies, Cosas de viaje, Objetos Caseros). Como advierte un anónimo, “No dejes que las cosas que posees te posean a ti”, y descubre si estos rebeldes con causa llegarán a la meta siguiéndolos por Twitter @Superhabitos.

Comentarios

  • "Un pedazo de luna en el bolsillo es mejor que la pata de conejo", Jaime Sabines (1926- 1999), escritor mexicano.
  • “Si le hubiera preguntado a la gente qué quería, me habría dicho que un caballo más rápido”, Henry Ford (1863 - 1947).