Leo, veo, escucho, voy : GERARDO PULIDO

11/09/17 — POR

Artista, co-fundador y miembro de Taller BLOC, además de profesor en la Escuela de Arte UC. Ha exhibido su trabajo en distintas ciudades, dentro y fuera de Chile. Actualmente prepara «Pictogramas», una exposición individual en el museo MAVI, que se inaugurará este 18 de noviembre, además del libro de ensayos «Composiciones bajo tierra. Abstracción prehispánica en el arte reciente» (Editorial Metales Pesados), a publicarse en las próximas semanas. Estas son sus recomendaciones.

Por Daniel Canala- Echevarría.

86_Popcorn_LeoVeo_GerardoPulido

 

LIBRO

«Open. Memorias», de Andre Agassi (Editorial Duomo, 2009). Este libro me lo devoré. Con él quería distraerme del arte, como quien necesita hacer deporte urgente, aunque teóricamente. De niño jugué tenis; ya lo hago muy poco. Por esta y otras razones, Agassi fue mi ídolo en los ‘90. Escrito con mucha agilidad, como transpirando cada oración, el libro trasciende lo deportivo. Para mi sorpresa, encontré varias analogías con la práctica artística, nada de buscadas por el autor, obviamente.

PELÍCULA

«Star Wars: Episode IV-A New Hope», de George Lucas (1977). Busqué la primera película de la saga por Netflix para sacar a mis hijas del aburrimiento. Me uní a ellas para rememorar cada escena y reconocer los cambios a la película original (la versión actualmente accesible es la “restaurada”). Al final, fuimos tres los niños. Aconsejo repetírsela porque todavía se puede detectar los efectos pre-digitales. Porque Lucas unió Flash Gordon con los guerreros Samurái, la onda disco con el desierto, lo ultra-moderno con lo polvoriento. Porque los espectadores de entonces, hoy somos unos vejetes que añoran el futuro de antaño.

SERIE

«Gypsy» (Netflix, 2017). La serie expone todo tipo de encrucijadas de un personaje interpretado por Naomi Watts. Se trata de Jean Holloway, sicoterapeuta que lleva una doble vida. A veces tediosa, a veces exasperante por la protagonista, muy posiblemente no es una obra maestra. Pero me enganchó. No cuento demasiado para quienes quieren empezarla, fundamentalmente si se encuentran en la “crisis de la mediana edad”, público objetivo al que se destina «Gypsy», creo.

DISCO

«Different Trains/Electric Counterpoint», de Steve Reich (Elektra Nonesuch, 1989). Pese a ser etiquetado como minimalista, Reich coquetea con el pop en este álbum. Disponible en Spotify, los títulos de los temas hacen referencia a un antes y un después de la guerra, mientras el coro agudo y repetitivo de distintas guitarras (la de Pat Metheny, entre ellas) suma una suave y fugaz interferencia eléctrica. Ráfaga de trenes, bruma de instrumentos; algo mecánico y simultáneamente aéreo definen al disco, alivianando mis caminatas al ponerme los audífonos. Mientras, los autos fluyen.

OBRA DE TEATRO

«Frousen» (2017). Voy poco al teatro y menos desde que soy papá. No me siento orgulloso al respecto, pero seré bien exclusivo ahora. Rescato un musical que ha sido ensayado en privado, versión en vivo, que supera con creces la película que lo suscitó: «Frozen: una aventura congelada de Disney». Interpretando su canción principal a viva voz («Libre soy»), mi hija menor se pone un disfraz andrajoso al que ya no le sube el cierre, saltando entre el suelo, las sillas y un sofá, y poniendo su vida en absoluto riesgo. Es su versión “frousen”. Imposible pedir más.

EXPOSICIÓN

«Fotografías», de Eduardo Vilches (Galería XS y A.M.S. Marlborough, 2017). La exposición deja en claro que Vilches no sólo sigue trabajando, sino retándose. Este grabador y profesor universitario, decisivo para numerosas generaciones de artistas, hoy amplía su parco y característico repertorio cromático, explora la alteración digital de la imagen y torna casi festivas sus habituales siluetas fúnebres. Su curiosidad sigue inalterada, ese deseo irreprimible para un artista que no puede dejar de serlo. Muestra abierta hasta el 23 de septiembre.

Comentarios

  • “Somos víctimas de nuestras creencias, pero podemos cambiarlas”, Dr. Bruce Lipton (1944), biólogo celular estadounidense.
  • “El dinero es mejor que la pobreza, aunque sólo sea por razones financieras”, Woody Allen (1935).