AUTORES NATIVO – NORTEAMERICANOS REIVINDICAN SU HERENCIA

04/09/17 — POR
  Por Nicolás Poblete Pardo

Louise Erdrich, Sherman Alexie, Joseph Boyden o Tracey Lindberg son algunas de las voces surgidas para reclamar el lugar que les corresponde en la geografía norteamericana. A través de sus obras han podido ajustar un foco narrativo que haga visible una distintiva propuesta estética en la que confluyen mitos ancestrales, la particular cosmovisión de los diversos pueblos originarios de esa zona, las feroces disputas con el mundo invasor y blanco, y las repercusiones que hoy se viven a causa de una interacción, muchas veces violenta, entre etnias. Independiente de sus diversos orígenes, todos cargan en sus ADN un historial de interrelaciones donde han compartido batallas, tratados de tierra, adaptaciones políticas, conflictos con colonos y evangelizadores. En cada uno de sus relatos, que reivindican una concepción del Universo y una relación con el territorio, podemos ver cómo esa herencia sigue en pie, y cómo se ha representado, muchas veces de manera caricaturesca, una mirada de aquel otro que es, en última instancia, imposible de conocer completamente.

 

85_Literatura_AutoresNorteamericanos_1

En el mapa, vemos islotes de reservas designados por hectáreas cedidas en tratados o usurpadas a la fuerza.

A través de historias íntimas y duras, las huellas de estos escritores siguen pisando una tierra que traspasa y resiste las fronteras.

85_Literatura_AutoresNorteamericanos_AaronCarapella Cartografías

Hoy, cuando la mayoría de la gente es capaz de encontrar una localidad cualquiera gracias a una simple aplicación virtual, sorprende ver que la distribución de ciertas etnias no se define por esos bordes delimitados que damos por sentado. Luego de siglos de relocalización forzada, enfermedades y genocidios, resulta difícil rastrear el origen y el territorio exacto donde una serie de tribus nativo-norteamericanas una vez vivieron en lo que hoy son Canadá y Estados Unidos. A través de sus mapas, Aaron Carapella (1980), artista y cartógrafo autodidacta de origen Cherokee, hila una historia oculta para revelar los terrenos originales de cientos de naciones indígenas (más de 600 tribus) antes del primer contacto con europeos. Sus alucinantes y elaborados mapas permiten resignificar estas cartografías con sus nombres originales, al revelar no sólo fronteras territoriales, sino culturales. Como explica, muchas tribus nativo-norteamericanas fueron designadas con nombres, generalmente peyorativos, arbitrariamente escogidos por colonos europeos. “Al nombrar lugares o personas, estás afirmando un tipo de poder… estableciendo la realidad”, explica. Por eso, si miramos un mapa de esos territorios hoy, veremos peque- ños islotes de reservas o zonas designados por hectáreas y hectáreas cedidas en tratados o usurpadas a la fuerza. Los mapas de Carapella nos recuerdan que esta población estaba allí mucho antes de 1492.

85_Literatura_AutoresNorteamericanos_LouiseErdrichSincretismo cultural

Louise Erdrich (1954) es la representante más reconocida de lo que se ha denominado, genéricamente, literatura “nativo-americana”, sin embargo, sus preocupaciones literarias surgen de una intimidad y una necesidad de dar forma a una particular tradición. Los padres de Louise (nacida en Minnesota, de origen Chippewa y alemán) trabajaban en la oficina de Asuntos Indígenas, por lo que tempranamente estuvo expuesta a esta situación. En sus numerosas publicaciones examina la compleja realidad de familias indígenas y sus variantes mezcladas, para hablar de los procesos de asimilación, discriminación y de los conflictos sociopolíticos con los que se han enfrentado. Esto lo denuncia directamente en su premiada «La casa redonda». Ganadora del National Book Award, la novela comienza con una violenta escena: una mujer es vista por su esposo e hijo conduciendo su auto frenéticamente, para luego colapsar sobre el volante. Oliendo a gasolina y con manchas de sangre en su cuerpo, la mujer inicia un complejo proceso de recuperación después de haber sido violada brutalmente. La narración se plantea como una muestra de suspense que esconde una cruzada: las alarmantes estadísticas de abuso que viven las mujeres indígenas en las reservas a manos de hombres blancos. La obra es una crítica al sistema penal que permite impunidad a los victimarios, dentro del complejo orden de leyes que rigen en las reservas. «La casa redonda» confronta dos perspectivas frente al trauma: la del juez tribal que pretende lograr justicia desde un lugar de buena fe y confianza; y la de Joe, su hijo, para quien los esfuerzos del padre son ingenuos. Por otra parte, la novela puede verse como un bildungsroman para Joe, quien encuentra “la casa redonda”, un lugar simbólico, un espacio sagrado y de culto para los Ojibwes. Otros títulos en español de Erdrich: «Filtro de amor», la colección de relatos «El descapotable rojo y otras historias»; «Bingo Palace», donde vuelve al escenario de la reserva indígena y sus costumbres; «El coro de los maestros carniceros», «El juego de la sombra»; «Plaga de palomas», para muchos, su obra cumbre, y «El hijo de todos».

INDEPENDIENTE DE SUS DIVERSOS ORÍGENES, TODOS CARGAN EN SUS ADN UN HISTORIAL DE INTERRELACIONES DONDE HAN COMPARTIDO BATALLAS, TRATADOS DE TIERRA, ADAPTACIONES POLÍTICAS, CONFLICTOS CON COLONOS Y EVANGELIZADORES.

Donde lo personal y lo político se cruzan

85_Literatura_AutoresNorteamericanos_ShermanAlexiePoeta, novelista, guionista y cuentista, Sherman Alexie (1966) creció en una reserva indígena en Spokane, Washington, y su vida la vemos reflejada en su premiada obra «El diario completamente verídico de un indio a tiempo parcial», con la que obtuvo el National Book Award en los Estados Unidos. En ella, Alexie, quien nació con hidrocefalia y vivió en el centro de una familia alcohólica, revela aspectos oscuros de la realidad en la reserva, pero tratados con un fino sentido del humor. Su protagonista, obvio alter ego del autor, es un joven que describe su entorno desde su particular mirada miope y con una dicción obstaculizada por la tartamudez. Tiene conciencia de las limitaciones que deberá enfrentar en ese entorno; por eso, su objetivo es obtener una buena educación, ganar una beca y cultivarse fuera de la reserva, cosa que es vista con malos ojos por los que lo rodean, pues consideran una especie de traición educarse entre gente blanca. El mismo Alexie sufrió estragos con el alcohol, una de las amenazas que siempre están presentes en su entorno, dice. Sin embargo, revela que la publicación de su primer libro le dio una nueva óptica a su vida y un incentivo para tratar su enfermedad. En todas las narraciones de Alexie, como «Diez pequeños indios» o «Danzas de guerra», vemos personajes pertenecientes a su tribu interactuando en la reserva. Se trata de un universo donde se cruzan tradiciones, mitos y rituales, contrastados con el advenimiento de la estética contemporánea y de la cultura pop. El uso del humor como estrategia narrativa permite digerir conflictos duros, como el alcoholismo, y comprender el origen de los estereotipos que se pliegan a sus identidades.

 

85_Literatura_AutoresNorteamericanos_JosephBoyden«Tres días de camino», del canadiense Joseph Boyden (1966), es su única obra traducida al español. Elogiada por Isabel Allende, narra la historia de dos hombres que dejan su tribu para ofrecerse a pelear en la Primera Guerra Mundial, idea inspirada en los abuelos de Boyden. Lo más distintivo de la novela es la presencia de la figura mitoló- gica canadiense por excelencia: el Wendigo, una criatura que come carne humana. Sin embargo, la verdadera pièce de résistance de Boyden es «The Orenda», novela histórica que revela el proceso de evangelización realizado por misionarios jesuitas franceses insertos en comunidades indígenas, y las batallas internas entre tribus. Uno de los aspectos más polémicos de la novela es su gráfica descripción de las torturas a las que eran sometidos tanto los jesuitas como los indígenas capturados por tribus enemigas (notablemente los llamados Huron versus los Iroquois). El éxito de la novela le trajo un sinfín de problemas a su autor, por la supuesta falsedad de sus orígenes. Muchos lo acusaron de usurpación étnica y de explotar ese tema sin ser parte de esa línea genética, cosa que Joseph Boyden ha intentado desmentir sin mucho éxito.

85_Literatura_AutoresNorteamericanos_TraceyLindberg«Birdie» es la primera novela de Tracey Lindberg, quien viene a encarnar la tradición Cri (o Cree) en el Canadá actual. Como representante de esta etnia, Lindberg, quien además dicta clases sobre ley indígena en la Universidad de Ottawa, ha creado una hermosa novela con una protagonista en cuyo cuerpo se dan cita una serie de hitos en la historia de la tribu Cree. Birdie habla en nombre de miles de mujeres abusadas, desaparecidas y asesinadas, y da cuenta del complejo escenario en el que se halla el Gobierno al intentar lidiar con esta debacle. Utilizando la técnica de la corriente de conciencia, el peregrinaje de Birdie desde Alberta del norte a British Columbia simboliza el viaje forzado de las tribus, y su periplo es una búsqueda hacia la sanación, no exenta de humor. Birdie consigue curar sus heridas a través de una travesía que no es sólo trayecto físico, sino una posibilidad de explorar sus raíces y sus orígenes, que requieren de un urgente proceso de recuperación.

 

 

Comentarios

  • “Lo que más valoro es la observación del movimiento de los colores”, Auguste Macke (1887- 1914), pintor expresionista alemán.
  • "En las tiendas no tenemos espejos. Uno debería comprar ropa por cómo te hace sentir, no ver" (Rei Kawakubo).