LOS GRANDES DE LA ESCENA MUNDIAL CELEBRAN A SANTIAGO A MIL

27/12/17 — POR

En enero de 2018, el festival chileno cumple 25 años. Y como se trata de una edición especial, entre los directores de danza y teatro invitados figuran algunos de los más importantes de las últimas décadas. Sin duda, una imperdible cita de talentos.

Por Marietta Santi.

89_Teatro_Krapp

© 2011KRAPPS

Un cuarto de siglo festejará en enero de 2018 el Festival Internacional Santiago a Mil. Atrás quedaron los tiempos en que Carmen Romero, su creadora, y Evelyn Campbell, directora de producción, tímidamente salían a buscar obras extranjeras: hoy es uno de los festivales más importantes de Latinoamérica, una plataforma buscada por los programadores y artistas de todo el mundo. Así, participar en Santiago a Mil es un plus para cualquier compañía y ocupa un lugar importante en sus currículos.

De los 81 espectáculos considerados en esta edición (que se desarrollará del 3 al 21 de enero) son 36 los que llegarán a Chile desde América, Europa, Asia y Oceanía, considerando Estonia y Singapur, que por primera vez visitan el Festival. El homenajeado será Alfredo Castro, director del desaparecido grupo de teatro La Memoria, que marcó una época y a más de una generación de artistas con su Trilogía Testimonial («La Manzana de Adán», «Historia de la Sangre» y «Los Días Tuertos»). Castro participó en la primera edición del encuentro, cuando la programación estaba formada por sólo cinco obras chilenas.

Luego de tanto camino recorrido, la fiesta teatral de 2018 es en grande. Y no han querido estar ausentes los máximos exponentes del teatro y la danza internacional, como Robert Wilson, Cristoph Marthaler, Ivo van Hove, Rafael Bonachela, La Ribot, Angelin Preljocaj, Krystian Lupa, Jean Luc Courcoult y Astad Deboo. Todos directores influyentes, generadores de cambios en las artes escénicas.

 

KRYSTIAN LUPA (74): En 2013, este director polaco impresionó a los chilenos con «Persona. Marilyn», dramática pieza que revisa cómo la Monroe estaba obsesionada con interpretar a Chéjov. Cinco años después regresa con «Tale», inspirada en el libro homónimo y biográfico del austríaco Thomas Bernhard. Son trece los actores en escena que representan a un grupo de amigos artistas que se reúnen tras años de no verse, después del suicidio de uno de ellos. Todos pertenecen a la elite artística, funcional y burguesa, y han reemplazado la rebeldía por el desencanto.

La trama calza a la perfección con la ácida mirada de Lupa, quien estudió diseño, dirección de cine y de teatro. Considerado un referente de la escena europea, sus montajes siempre son de gran extensión. «Tale», ambientada en un gran cubo de cristal en el que los protagonistas mezclan pasado y futuro, dura cuatro horas. “No puedo imaginar ningún proceso, ninguna transformación humana que pueda durar menos de cuatro horas”, señala. Del 17 al 19 de enero, Municipal de Santiago.

89_Teatro_KingSize

© BJÖRN JENSE

CRISTOPH MARTHALER (66): Debido a su formación (estudió música y luego teatro físico con Jacques Le Coq), Marthaler fusiona ambas expresiones artísticas en sus propuestas escénicas. Esa característica, alabada dentro y fuera de Suiza, su país, le ha dado varios premios. El último fue el León de Oro en la Bienal de Venecia de Teatro 2015.

A Santiago a Mil –Festival en que participó en 2010– trae la pieza «King Size», donde combina una situación surrealista con música popular y docta. La trama gira en torno a cuatro personajes que se cruzan en un cuarto de hotel, suscitando graciosas situaciones y una reflexión existencialista sobre la vida cotidiana.

Los intérpretes actúan y entonan un ecléctico repertorio, que incluye composiciones de clásicos como Robert Schumann, Erik Satie, Richard Wagner, Beethoven, W.A. Mozart, Gustav Mahler; y de cantantes pop, como The Kinks, The Jackson Five o el francés Michel Polnareff. Del 4 al 7 de enero, en el Teatro Municipal de Las Condes.

89_Teatro_AferTheRehersal

© JAN VERSWEYVELD

LA RIBOT (54): Es rubia, delgada y movediza. Se llama María José Ribot, pero es conocida internacionalmente como La Ribot. Con su trabajo, que se mueve en el terreno inclasificable de la transdisciplina y las artes vivas, ha remecido el mundo de la danza desde que comenzó su carrera. En 1993 –desnuda y en solitario– estrenó la primera de las «Piezas Distinguidas», obras de pequeño formato que apelan directamente al público a través del cuerpo y del acto performático, y que ya suman 53. En el festival santiaguino presentará «Another Distinguée», serie que recoge estas piezas desde la 46 a la 53, conservando el espíritu sintético (ninguna dura más de siete minutos) y provocador distintivo de La Ribot. Pero hay cambios decidores: por primera vez ella está acompañada por hombres (el actor Juan Loriente y el bailarín Thami Manekehla), y por primera vez no se desnuda. Ahora son ellos los que aparecen sin ropa. Del 4 al 6 de enero, en el Centro Nave.

ROBERT WILSON (76): Este artista texano, gran renovador del teatro mundial, es un verdadero hombre del Renacimiento. No sólo escribe y dirige sus propias obras, sino que también diseña la iluminación y la escenografía. Además, pinta y esculpe. Una de las características de sus puestas en escena es la presencia significativa del color en la iluminación, que preside cada cuadro y recuerda a grandes pintores. También experimenta con el lenguaje, los silencios y el ruido. Wilson vuelve a Santiago a Mil con «Krapp’s Last Tape», de Samuel Beckett (el mismo autor de «Los Días Felices», obra con que participó en 2011). Se trata de un monólogo interpretado por él mismo, que muestra a un hombre mayor que, antes de grabar otro episodio de su vida como cada noche, se detiene en una cinta de hace tres décadas. En ella escucha su voz de juventud narrando un romance que dejó pasar, y que hoy aparece como la única y gran posibilidad de ser feliz. Del 11 al 13 de enero, Municipal de Santiago.

IVO VAN HOVE (59): El premiado director flamenco tiene su agenda completa de citas internacionales. Madrid, Londres, Nueva York, Ámsterdam, Luxemburgo y, por supuesto, Chile. En 2014 trajo «Opening Nigth», su versión de la película de igual nombre de John Cassavetes, y ahora reincide con «After the Rehearsal/ Persona», única mirada para dos películas de Ingmar Bergman. Van Hove recoge todo lo que tienen en común: son obras de cámara, muestran la influencia en Bergman del dramaturgo August Strindberg y plantean lúcidas preguntas sobre el ser humano y la creación artística. Van Hove las une en escena con sutil maestría, usando al mismo trío de actores para ambos títulos, logrando –según la crítica– actuaciones magistrales y atmósferas claustrofóbicas. Su sensibilidad capta con maestría las angustias de las mujeres, modulando las mejores versiones para «Hedda Gabler», «Obsession», «Antígona», «María Stuardo» y «Las Tres Hermanas», entre otros títulos. Del 11 al 14 de enero, Teatro Municipal de Las Condes.

 

RAFAEL BONACHELA (45): Este director ha desarrollado su carrera fuera de su Barcelona natal. En 1992 llegó a Londres para integrar la Rambert Dance Company y, después de seis años, creó su propia compañía. También ha realizado colaboraciones con otras agrupaciones, como la Transitions Dance y la Dance Works Rotterdam, y ha creado coreografías para MTV y campañas publicitarias, colaborando además con artistas pop como Kylie Minogue y Tina Turner.

A esta edición del Santiago a Mil llega con The Sydney Dance Company –que dirige desde hace casi una década–, agrupación integrada por bailarines de excelente formación en las técnicas académica y contemporánea, lo que les permite un trabajo físico que combina fuerza y belleza. El programa se compone de las obras «Frame of Mind» y «Lux Tenebris». La primera es un recorrido por diversos estados de ánimo, que contó con la participación de los bailarines y sus vivencias; y la segunda, una investigación sobre la dicotomía luz-sombra y los significados que le atribuimos socialmente. Del 19 al 21 de enero, en CorpArtes.

ASTAD DEBOO (70): Este bailarín y coreógrafo contemporáneo indio ha realizado una delicada amalgama entre las danzas tradicionales de su tierra y la danza actual. Estudió en el Centro de Danza Contemporánea de Martha Graham en Nueva York, ciudad donde también se interiorizó de la técnica Limon, y en su tierra aprendió Kathak y Kathakali, formas de la danza clásica India. Su estilo, particular y reconocible, le ha permitido colaborar con grandes nombres de la danza, como Pina Bausch, y crear para Maya Plisetskaya, la ex Primera Bailarina del Ballet Bolshoi, en 1986. En Chile, país que visitó por primera vez en 1976, presentará «Ritmo Divino II, El Río Corre Profundamente», pieza que retoma una coreografía de 2005 con sus intérpretes originales, a quienes desafía a crear algo absolutamente nuevo. Y, como uno de sus mayores intereses se relaciona con demostrar el beneficio de la danza, las funciones serán absolutamente gratuitas. Miércoles 3 de enero en San Joaquín; 5 de enero en Pedro Aguirre Cerda, y 7 de enero en Lo Prado.

JEAN LUC COURCOULT (62): Padre de la Pequeña Gigante y sus amigos – que conmocionaron Santiago en cada visita– y dueño de una imaginación desbordante, en 1979 Jean Luc fundó una de las más famosas compañías de teatro callejero de Europa: Royal de Luxe. Desde sus primeras producciones, como «Los misterios del gran congelador» (1980) o el «Bidet Heart» (1981), muestra su interés en tomarse la calle y buscar la magia en lo cotidiano. Fue en 1984 que se concentró únicamente en dirigir. A Courcoult le gusta definirse como un artesano o un trabajador del teatro, que transforma las ciudades que visita con sus espectáculos. Este enero mostrará «Miniatures», obra donde abandona lo gigante para centrarse en el relato íntimo de un piloto que en su avión sobrevuela los conflictos internacionales. Ante sus ojos desfilan el hambre, la guerra y la muerte, pero no faltan los toques de ternura y humor. Tres actores y algunos muñecos bastan para cuestionar la violencia imperante. Del 10 al 21 de enero, de martes a domingo, en el Instituto Nacional Barros Arana (INBA) y con entrada gratuita.

89_Teatro_Centaures

© JEAN-CLAUDE CARBONNE

ANGELIN PRELJOCAJ (60): De padres albaneses y nacido en Francia en 1957, Preljocaj tuvo una formación privilegiada en danza clásica y contemporánea, con maestros como Merce Cunningham, Viola Farber y Quentin Rouillier. Por su compañía, fundada hace 30 años en Aix-en-Provence, han pasado importantes bailarines y coreógrafos, como Olivier Dubois y Jérome Bel. Además, sus espectá- culos forman parte del repertorio de renombradas compañías internacionales, como el Ballet de la Ópera de París y el New York City Ballet. Su estilo combina muy bien la técnica académica con la pasión y la fuerza del cuerpo humano, dando lugar a bellas composiciones En enero de 2016 mostró en el Municipal de Santiago «Blanche Neige», su visión del clásico cuento de hadas Blancanieves, y ahora llega con «Centaures/Still Life», dos piezas de pequeño formato que recorrerán espacios públicos en forma gratuita. La primera es protagonizada por dos bailarines calvos y semidesnudos; y la segunda, por seis personajes inspirados en los bodegones del siglo pasado. Domingo 14 de enero en Cerro Navia, 15 de enero en San Joaquín, 16 de enero en La Granja, y 17 en Lo Prado. 

 

 

Comentarios

  • "Los hombres no cambian, se desenmascaran", Germaine de Staël (1766- 1817), escritora francesa.
  • “Si el príncipe azul no llega, búscate uno verde”, Frase/Ilustración compartida por Mr. Wonderful, “diseño gráfico para gente no aburrida”.