Trovador enamorado amor más allá del tiempo y del espacio

04/11/16 — POR
El 1 de diciembre, 16 años después de su estreno mundial, «L’amour de loin», de Kaija Saariaho, debuta en la Metropolitan Opera House de Nueva York. Es una de las pocas óperas de las últimas décadas que han logrado el consenso positivo de la crítica y del público. En Chile se podrá ver en directo el sábado 10 del próximo mes en la transmisión del Teatro Nescafé de las Artes.

Según se puede ver al revisar las estadísticas del sitio Operabase, cada temporada se estrenan aproximadamente alrededor de 100 nuevas óperas en el mundo. Pero si bien es cierto que periódicamente se conocen decenas de creaciones contemporáneas, son pocas las que logran los elogios de crítica y de público, consiguiendo instalarse en el repertorio de los grandes teatros, y volver a presentarse luego de su debut. Entre estas excepciones se cuentan partituras de autores como Philip Glass, John Adams, William Bolcom, Thomas Adès, Jake Heggie, George Benjamin, e incluso latinoamericanos, como el fallecido mexicano Daniel Catán y el argentino Osvaldo Golijov.

En los últimos años a este panorama se ha agregado un nuevo hito: «L’amour de loin», de la compositora finlandesa Kaija Saariaho, que desde su premiere mundial en el Festival de Salzburgo 2000 ha ido ganando cada vez más prestigio e incorporándose en las programaciones de instituciones tan importantes como la English National Opera. Su próxima parada es en uno de los teatros líricos más cotizados: la Metropolitan Opera House de Nueva York, donde debutará el 1 de diciembre, 16 años después de su estreno oficial, y además representando un postergado pero valioso y necesario paso, ya que esta será la primera obra lírica escrita por una mujer que ese teatro estadounidense presenta en más de 110 años (la última vez fue en 1903).

Y gracias a las transmisiones en vivo en HD desde la MET, el sábado 10 de ese mes podrá ser apreciada en directo y en pantalla grande a lo largo de 70 países, incluyendo Chile, como parte de la ya tradicional temporada del Teatro Nescafé de las Artes.

Ambientada en el siglo XII, «L’amour de loin» cuenta con sólo tres personajes solistas (además de puntuales apariciones de un coro masculino y otro femenino), y una historia sugestiva y evocadora, aunque muy fácil de resumir: el protagonista es el trovador Jaufré Rudel, príncipe de Blaye (en Aquitania), que canta a un amor ideal que no existe ni nunca logrará alcanzar, pero a través de un peregrino se entera que la encarnación de su afecto es real, y se trata de Clémence, la princesa de Tripoli (legendaria ciudad ubicada en lo que actualmente es el Líbano).

El peregrino comienza a servir de mensajero entre ambos, y mientras Jaufré empieza a obsesionarse con ese “amor de lejos” o “amor distante” al que refiere el título (que además da nombre a una escena en el acto II, y es la última frase que se pronuncia en la pieza), la joven intenta no demostrar interés, ya que no está dispuesta a tener que anhelarlo y esperarlo. Cada vez más inquieto y apasionado, el trovador no soportará la distancia y decidirá embarcarse y atravesar el mar rumbo a Tripoli para reunirse con su amada, enfrentando una tormenta y una enfermedad que podría costarle la vida… Y el espectador intuitivo podrá adivinar o presentir el desenlace.

ORIENTE Y OCCIDENTE

En un ámbito donde a nivel de figuración pública y reconocimiento masivo siempre han predominado los hombres (salvo contadas excepciones, como Fanny Mendelssohn, Clara Schumann o Sofia Gubaidulina), la figura de Kaija Saariaho resalta nítidamente no sólo como mujer compositora, sino además como una de las figuras indispensables de la música finlandesa después de Jean Sibelius, en un listado que también incluye a autores como Einojuhani Rautavaara, fallecido a fines de julio de este año.

Nacida en Helsinki en 1952 y radicada en París desde hace más de tres décadas, reconocida con distinciones como la de Caballero de las Artes y de las Letras en 1997, a lo largo de una trayectoria compositiva que se inició oficialmente en 1984, Saariaho ha destacado especialmente por la importancia que en su proceso creador han tenido la computación y los dispositivos electrónicos, aunque nunca ha dejado de lado los instrumentos tradicionales, en particular las cuerdas.

Desarrollada a lo largo de cinco breves actos y con una duración total aproximada de dos horas, «L’amour de loin» es su primera ópera, un proyecto que estuvo ideando a lo largo de siete años, y ha sido seguida por otros trabajos como «Adriana Mater», estrenada hace diez años en la Bastille de París, y «Émilie», de 2010, que debutó en la Ópera de Lyon. Cantado en francés, el poético texto fue escrito por el mismo libretista de esos títulos, el libanés Amin Maalouf, periodista de origen y también radicado en Francia, cuyos libros han sido editados en más de 20 idiomas. Maalouf fue abandonando progresivamente el periodismo para dedicarse a la ficción ambientada habitualmente en la zona mediterránea, Medio Oriente y África. En el caso de «L’amour de loin», todos los momentos que transcurren en Tripoli evocan el país de origen del escritor, quien además en el fondo también establece ciertos paralelos entre la propia Saariaho y el trovador, al ser ambos músicos que componen inspirados por el amor.

 

77_opera_amour2

En términos tradicionales y estrictamente teatrales, la obra no tiene demasiada acción, aunque en su cuarto acto incluya un viaje en alta mar y una tormenta. Pero a nivel expresivo es muy potente, por el lirismo y simbolismo de su texto, pero particularmente por la partitura de Saariaho, que al igual que el argumento aborda no sólo una historia de amor de intensidad casi metafísica, sino además los contrastes entre Oriente y Occidente, reflejados en el estilo de canto y en los colores y timbres de la orquestación, en la manera en que ambos se relacionan y entrecruzan.

Para quienes suelen enfrentarse con cierto temor a las partituras contemporáneas, hay que aclarar que la música de esta ópera, si bien es muy coherente en la evolución y tradición compositiva del siglo XX, no es atonal ni mucho menos. Eso sí, siendo una historia tan centrada en el amor, en el anhelo y la obsesión afectiva, más de alguien podría esperar efusiones románticas, pero ese no es su enfoque. Desde los primeros compases, el atmosférico paisaje sonoro que elabora Saariaho nos sumerge en un ambiente inestable, enigmático, inquietante, donde la incertidumbre y el misterio confluyen en una tensión permanente, alcanzando un cierto clímax en ese tan expresivo cuarto acto que describe un viaje por el mar, un sueño y una tormenta, y de algún modo y en más de un aspecto nos evoca al tercer acto del «Tristán e Isolda» wagneriano, al menos en las implicancias de su culminación sentimental.

Las funciones de estreno en la MET también tendrán sello femenino a través de la batuta de la finlandesa Susanna Mälkki, especialista en repertorio contemporáneo y quien además de este debut en ese escenario fue confirmada este año como principal directora invitada de la Filarmónica de Los Angeles.

En cuanto a los protagonistas de este amor imposible, serán dos cantantes estadounidenses ya conocidos por anteriores transmisiones desde el teatro neoyorquino: el bajo-barítono Eric Owens (excelente Alberich en la comentada nueva versión de la tetralogía «El anillo de los nibelungos» emitida entre 2010 y 2012, y este año Orestes en «Elektra») y la soprano Susanna Phillips, a quien vimos en dos títulos de 2014: «La bohème» y «Così fan tutte».

En 2000, la puesta en escena del estreno mundial de «L’amour de loin» en Salzburgo estuvo a cargo de uno de los régisseurs más reconocidos y a menudo polémicos a nivel internacional: el estadounidense Peter Sellars, quien precisamente ha dado que hablar con sus producciones en las premieres absolutas de títulos contemporáneos como «Nixon en China» y «La muerte de Klinghoffer», ambos de John Adams. Para no ser menos, en el debut en la MET se contará con un montaje –ya presentado el año pasado en Quebec– de otro de los nombres de referencia en la escena actual: Robert Lepage, el mismo cotizado artista canadiense que tanto dio que hablar en ese teatro con la mencionada producción, costosa y polémica, de la tetralogía «El anillo de los nibelungos», aunque generó una aprobación más unánime ahí mismo con «La condenación de Fausto» y «La tempestad».

Los resultados los podrán apreciar los afortunados espectadores en la Gran Manzana, pero también quienes asistan a la transmisión en el Teatro Nescafé. Mientras, y para prepararse, una buena manera de acercarse a la obra es a través de dos registros: el DVD editado hace poco más de una década, con la producción de Sellars para la Ópera Nacional Finlandesa, con Esa-Pekka Salonen dirigiendo a Gerald Finley y Dawn Upshaw en los roles principales; o la grabación discográfica bajo la batuta del mismo director del estreno mundial, Kent Nagano (quien recientemente debutara en Chile con un memorable concierto), y un trío de solistas donde figura la soprano rusa Ekaterina Lekhina, que cantará distintos roles en el Municipal de Santiago.

Comentarios

  • “¡La sopa es a la niñez lo que el comunismo a la democracia!”, Mafalda, personaje de Quino.
  • "Ríe y el mundo reirá contigo, ronca y dormirás solo", Anthony Burgess (1917 - 1993), escritor y compositor inglés.